Firma y fecha:  __ (c.1638)
Tabla  29,5 x 42,5 cm.























Donación de Alfred e Isabel Bader, 2003

Firma y fecha: ___ (c. 1661)
Tabla  24.8 x 19.1 cm.



















Firma y fecha:  Rembrandt f. 1640
Lienzo 102 x 80 cm












- Esa firma denota satisfacción.











Firma y fecha:  Rembrandt.f. / . 1633.
Tabla 85,8 x 63,8 cm.


















Firma y fecha: RHL van Ryn / 1632
Tabla  66.9 x 50.7 cm










- Este es otro ejemplo de titubeos de estilo tempranos. La personalidad de Rubens era muy poderosa.











Firma y fecha: Rembrandt f. 1633
Tabla  69.9 x 54.6 cm.









- Resulta sorprendente que algo tan esencial en un retrato de Rembrandt como es la boca esté ejecutada aquí por un ayudante. Lo mismo sucede con la oreja.











Firma y fecha:  Rembrandt f. 1634 AET 47
Tabla  64.77 x 50.48 cm.















COLL. A. HOUGHTON, QUEENSTOWN

Firma Y fecha: Rembrandt 1633
Papel pegado en tabla, 10.6 x 7.2 cm.









- Este tipo de composición, con anciano, es recurrente en Rembrandt al principio de su carrera, sobre todo en su obra grabada.




CABEZA DE ANCIANO
Firma y fecha: RHL 1631
Aguafuerte sobre papel con retroques a pluma, 12 × 11,8 cm.










Firma y fecha:   ___ (c.  1669)
Lienzo 99 x 78,5 cm.













- Quedó sin terminar. Probablemente el último cuadro de Rembrandt.










Firma y fecha: RHL 1628 (C. 1629-30)
Tabla  61.3 x 50.1 cm










- Es evidente que este cuadro ha sufrido una importante decoloración. 











Firma y fecha: Rembrandt/ ft. 1645
Lienzo  81.8 x 66.2 cm











MUCHACHA EN UNA VENTANA
Grafito - papel  8.3 x 6.5 cm.









C.P.

Firma y fecha: Rembrant 1632
Tabla 21,8 x 16,3 cm.










- Tal atildamiento en esta obrita sin pretensiones parece dar a entender más una función de retrato recordatorio que de objeto comercial.

- Esta imagen es anterior al levantado de repintes. Actualmente el sombrero tiene otro contorno, con el ala plegada tal y como aquí se transluce. La cadena decorativa pasa a colocarse a más altura y a izquierda en la copa. La ridícula mano desaparece de su sitio y aparece algo parecido a una mano con su puño de camisa, de proporción más razonable, a la altura del pecho. No estoy en disposición de precisar hasta qué punto, toda esta labor, pueda ser una reconstrucción. Sí es evidente que la composición ha mejorado.